El Ayuntamiento aprueba la suspensión de la tasa de apertura hasta final de año para favorecer la reactivación económica

Se trata de una medida que pretende estimular la actividad empresarial y ofrecer más facilidades a quienes estén dispuestos a emprender en la ciudad

El Ayuntamiento de Fuengirola ha aprobado durante la sesión plenaria de hoy, correspondiente al mes de junio, la suspensión de la tasa de apertura hasta final de año, con el objetivo de incentivar la creación de nuevos negocios y favorecer así la reactivación económica. El descenso de los ingresos municipales por este concepto superará los 200.000 euros, pero servirá para favorecer la actividad económica y ofrecer más facilidades a aquellas personas que estén dispuestos a emprender en la ciudad. A partir de este momento, será necesario que la modificación puntual de la ordenanza fiscal se publique en el Boletín Oficial de la Provincia de Málaga (BOPMA) para que empiece a ser efectiva. 

“Nadie puede poner en duda el compromiso de la alcaldesa y del equipo de Gobierno con los autónomos, comerciantes y empresarios de Fuengirola, más ahora, en que la crisis sanitaria mundial que padecemos les ha infringido un daño letal en numerosos casos. Muchas de nuestras acciones, antes, durante y después de la pandemia han ido encaminadas siempre a propiciar las condiciones adecuadas para que Fuengirola siga siendo un lugar próspero e idóneo para instalar cualquier clase de proyecto empresarial”, ha manifestado el concejal de Comercio, Javier García Lara, que ha sido el encargado de debatir la propuesta. Además, ha señalado que, abrir un negocio “supone movimiento de dinero, es decir, riqueza; y, si este va bien, puede traducirse en la creación de muchos empleos”.

Un aspecto que ha dejado claro el edil es que “será una suspensión temporal, concretamente, hasta que termine el año 2021. Por lo tanto, lo que se plantea para su aprobación es la suspensión de los artículos 4 y 8.1 de la ordenanza fiscal hasta el 31 de diciembre de 2021”. La medida, ha salido adelante por unanimidad. 

Lógicamente, esta decisión conlleva que el Ayuntamiento deje de ingresar dinero. “Para que nos hagamos una idea, entre julio y diciembre de 2019, el Consistorio tramitó 454 procedimientos de ambos conceptos por los que percibió 180.479,06 euros en relación a la tasa de apertura y 44.650,81 euros por tasa de prestación del servicio de sanidad. Es decir, que sacrificamos algo más de 200.000 euros para incentivar la actividad económica y ofrecer más facilidades a quienes estén dispuestos a emprender en nuestra ciudad”, ha explicado Lara. 

A esta cantidad hay que sumar los cerca de 1,7 millones de euros que el Ayuntamiento tampoco va a recibir por la suspensión del cobro de todas las tasas relativas a la ocupación de la vía pública. Además, no hay que olvidar el Plan de Reactivación Económica, dotado con cinco millones de euros, que ofrece ayudas directas a los autonómos, comerciantes, empresarios y hoteles que están resultado más afectados por la crisis. “Ahora, damos un paso más con esta medida, que esperamos que sea un aliciente para nuestros vecinos emprendedores o para que cualquier persona de otro municipio se decida a iniciar un proyecto empresarial en nuestra localidad”, ha señalado el concejal.

En definitiva, se trata de una iniciativa con la que se pretende atraer inversiones y dinamizar la economía de Fuengirola en tiempos difíciles. “Estamos junto a todos nuestros autónomos, comerciantes y empresarios, dispuestos a crear empleo y riqueza en nuestra ciudad. Es una ayuda que le tendemos a todos los fuengiroleños, que esperamos que aprovechen por el bien de la localidad y de todos los que vivimos aquí”, ha concluido el responsable municipal de Comercio. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.